CONSENTIMIENTO
INFORMADO

para el paciente de ortodoncia

Riesgos y restricciones del tratamiento de
ortodoncia

Un tratamiento de ortodoncia exitoso se logra a partir de la buena relación entre el ortodoncista y el paciente. El doctor y el personal se dedican a alcanzar el mejor resultado posible en cada paciente. Por lo general, los pacientes informados y cooperativos pueden obtener resultados ortodónticos positivos. Todos reconocemos los beneficios de una sonrisa hermosa y saludable. No obstante, usted debe saber que, como todas las artes curativas, en el tratamiento de ortodoncia existen restricciones y posibles riesgos.

En muy pocos casos, estos riesgos son lo suficientemente serios como para contraindicar el tratamiento. Sin embargo, todos los pacientes deben considerar seriamente la opción de no realizar el tratamiento de ortodoncia y mantener sus condiciones orales actuales. Las alternativas al tratamiento de ortodoncia varían de acuerdo a los problemas específicos de las personas; otras vías que se pueden considerar son soluciones con prótesis o tratamientos de ortodoncia restrictivos. Analice las alternativas con el doctor antes de iniciar el tratamiento.

La ortodoncia y la ortopedia dentofacial es la especialidad dental que incluye el diagnóstico, prevención, interceptación y la corrección de la maloclusión y de las anomalías neuromusculares y esqueléticas de las estructuras orofaciales en desarrollo o maduras.

Un ortodoncista es un especialista dental quien ha completado al menos dos años de estudios adicionales en ortodoncia en un programa acreditado, luego de graduarse de odontólogo.

Resultados del tratamiento

Por lo general, el tratamiento de ortodoncia se ejecuta según lo planeado e intentamos hacer todo lo posible para lograr los mejores resultados en cada paciente. Lamentablemente, no podemos garantizar que quedará completamente satisfecho con sus resultados ni que anticiparemos todas las complicaciones o consecuencias. El éxito del tratamiento depende de su compromiso con respecto a asistir a controles, mantener una buena higiene oral, evitar perder o romper los aparatos y seguir las instrucciones del ortodoncista cuidadosamente.

Duración del tratamiento

La duración del tratamiento está sujeta a distintos factores, incluida la gravedad del problema, la edad del paciente y el nivel de compromiso del paciente. Generalmente, el tiempo real del tratamiento coincide con el tiempo estimado, pero este puede extenderse si, por ejemplo, se presenta un crecimiento no anticipado, si hay hábitos que afecten las estructuras dentofaciales, si se presentan problemas periodontales o de otro tipo, o si el compromiso del paciente no es el adecuado. Por lo tanto, puede que sea necesario realizar cambios en el plan de tratamiento original. Si la duración del tratamiento se extiende más allá de la estimada, podrán cobrarse honorarios adicionales.

Molestias

La boca es muy sensible de manera que puede existir un período de adaptación y algunas molestias causadas por la utilización de los aparatos ortodónticos. Se pueden utilizar analgésicos de venta libre durante el período de adaptación.

Recidiva

Un tratamiento de ortodoncia finalizado no le garantiza dientes derechos perfectamente por el resto de su vida. Se necesitan retenedores para mantener los dientes en sus nuevas posiciones como resultado del tratamiento. Debe usar los retenedores como se lo indiquen, de lo contrario, puede que sus dientes se desplacen, además de padecer otros efectos adversos. A menudo, el uso de los retenedores es necesario por muchos años después del tratamiento de ortodoncia. Sin embargo, pueden ocurrir cambios luego de ese tiempo por causas naturales como, por ejemplo, hábitos de protrusión lingual, respiración por la boca y procesos de desarrollo y maduración a lo largo de la vida. Con el tiempo, la mayoría de las personas verá un desplazamiento de sus dientes. Se deben aceptar ciertas irregularidades menores, particularmente en los dientes anteriores de la zona inferior. Algunos cambios pueden necesitar un tratamiento de ortodoncia adicional o, en algunos casos, cirugía. En algunas situaciones se requerirán retenedores no removibles u otros aparatos dentales hechos por su odontólogo de cabecera.

Extracciones

Algunos casos pueden necesitar de la extracción de dientes temporales (bebés) o de dientes permanentes. Existen riesgos adicionales asociados a la extracción de dientes que debería analizar con su odontólogo de cabecera o algún cirujano oral antes del procedimiento.

Cirugía ortognática

Algunos pacientes presentan discrepancias esqueléticas importantes que requieren de tratamientos de ortodoncia en conjunto con cirugías ortognáticas (dentofacial). Existen riesgos adicionales asociados a esta cirugía que debería analizar con el cirujano oral o maxilofacial antes de comenzar con el tratamiento de ortodoncia. Recuerde que el tratamiento de ortodoncia anterior a una cirugía ortognática, habitualmente, solo alinea los dientes dentro de los arcos dentales individuales. Por esta razón, los pacientes que interrumpan el tratamiento de ortodoncia sin completar los procedimientos quirúrgicos programados pueden padecer de una maloclusión más severa que al comienzo del tratamiento.

Descalcificación y caries dentales

Una higiene oral excelente es indispensable durante el tratamiento de ortodoncia, así como los controles regulares con su odontólogo de cabecera. Una higiene inapropiada o incorrecta podría generar caries, dientes manchados, enfermedades periodontales o descalcificación. Estos mismos problemas pueden presentarse sin haberse sometido a un tratamiento de ortodoncia, pero el riesgo es mayor en individuos con frenillos u otros aparatos. Tales problemas podrían agravarse si el paciente no ha utilizado los beneficios del agua fluorada o su sustituto, o si el paciente consume bebidas o alimentos endulzados.

Reabsorción radicular

Las raíces o los dientes de algunos pacientes se acortan (reabsorción) durante la ortodoncia. No se conocen exactamente las causas de la reabsorción radicular, ni es posible prever qué pacientes la experimentarán. No obstante, muchos pacientes han conservado sus dientes a pesar de este padecimiento. Si se detecta la reabsorción durante el tratamiento de ortodoncia, el especialista puede recomendarle pausar el tratamiento o retirar los aparatos antes de finalizarlo.

Daño del nervio

Los traumatismos por accidentes o caries profundas en los dientes pueden generar daños a los nervios de estos. El movimiento del diente ortodóntico puede agravar esta condición en algunos casos. En otros casos, pueden perderse piezas dentales.

Enfermedades periodontales

Las enfermedades periodontales (encía y hueso) pueden desarrollarse o empeorar durante un tratamiento de ortodoncia debido a distintos factores, pero con mayor frecuencia se debe a falta de una higiene oral correcta. Su odontólogo general o, si lo indican, su periodontista debe monitorear su salud periodontal durante el tratamiento de ortodoncia cada tres o seis meses. Si no puede controlar los problemas periodontales, el tratamiento de ortodoncia tendrá que interrumpirse antes de su término.

Lesiones causadas por aparatos de ortodoncia

Se deben evitar las actividades o alimentos que dañen, suelten o muevan los aparatos de ortodoncia. El paciente puede que inhale o trague los aparatos de ortodoncia sueltos o dañados; estos también podrían causar otro tipo de daño al usuario. Debe informar a su ortodoncista de forma inmediata sobre cualquier síntoma inusual o sobre la ruptura o aflojamiento de los aparatos en cuanto los advierta. Cuando se retiran los aparatos de ortodoncia, se provoca daño al esmalte de los dientes o a las restauraciones (coronas, adhesiones, carillas, etc.). Este problema es más frecuente si se escogen aparatos estéticos (transparentes o del color de los dientes). Si se daña un diente o una restauración, puede que el odontólogo necesite restaurar el o los dientes afectados.

Arcos extraorales

Los arcos extraorales ortodónticos pueden causarle lesiones al paciente. Estas lesiones se pueden producir en el rostro o en los ojos. En el caso de una lesión o específicamente una lesión ocular, aunque sea leve, se debe buscar ayuda médica inmediata. Absténgase de usar los arcos extraorales en situaciones donde pueda existir la posibilidad de que se aflojen o salgan. Se deben evitar las actividades deportivas y juegos al usar los arcos.

Disfunción de la articulación (mandíbula) temporomandibular

Se pueden producir problemas en las articulaciones de la mandíbula, es decir, articulaciones temporomandibulares (ATM) que causen dolor, cefaleas o problemas auditivos. Muchos factores pueden afectar la salud de las articulaciones de la mandíbula, incluidos traumatismos pasados (golpes en la cabeza o rostro), artritis, tendencia hereditaria a problemas en las articulaciones de la mandíbula, apretar o hacer rechinar los dientes de forma excesiva, mordida poco equilibrada y muchas enfermedades. Los problemas de las articulaciones de la mandíbula no se producen exclusivamente por los tratamientos de ortodoncia. Debe informar prontamente al ortodoncista sobre cualquier síntoma en las articulaciones de la mandíbula, ya sean dolores, sonidos o dificultades para abrir o cerrar. Puede que se necesite tratamiento con otro especialista médico u odontólogo.

Dientes impactados, anquilosados y retenidos

Existen distintos dientes: impactados (atrapados abajo del hueso o las encías), anquilosados (fusionados con el hueso) o sencillamente retenidos. La mayoría de las veces, estos problemas ocurren sin razón aparente y por lo general no se pueden prever. Los tratamientos para estos padecimientos dependen de las circunstancias particulares y la importancia general del diente afectado y pueden consistir en la extracción, exposición quirúrgica, trasplante quirúrgico o reemplazo protésico.

Ajuste oclusal

Pueden existir imperfecciones mínimas en la forma en que sus dientes se junten una vez finalizado el tratamiento. Tal vez necesite un procedimiento de ajuste oclusal que consiste en un método de desgaste usado para afinar la oclusión. También puede ser necesario quitar una pequeña cantidad de esmalte entremedio de los dientes y así “aplanar” las superficies con el objetivo de reducir la posibilidad de una recidiva.

Resultados no ideales

Debido a la gran variación de los dientes en tamaño y forma, falta de dientes, etc., no es posible lograr un resultado ideal (por ejemplo, cierre total de un espacio). Se pueden sugerir tratamientos dentales restaurativos como la adhesión estética, coronas o puentes o terapia periodontal. Pídale a su ortodoncista u odontólogo de cabecera información sobre cuidados adicionales.

Terceros molares

La alineación de sus dientes puede cambiar a medida que crecen los terceros molares (muelas del juicio). Su odontólogo u ortodoncista debe monitorearlos para determinar si hay que extraerlos y en qué momento.

Alergias

En ocasiones, los pacientes pueden ser alérgicos a algunos de los materiales de los aparatos de ortodoncia. Puede que necesite un cambio en el plan de tratamiento o interrumpir el tratamiento antes de finalizarlo. Aunque es muy poco común, puede que precise asistencia médica para tratar las alergias al material dental.

Problemas de salud generales

El tratamiento de ortodoncia puede verse afectado por problemas de salud generales como padecimientos en los huesos, de sangre o desórdenes endocrinos y por la ingesta de medicamentos recetados o de venta libre (incluidos bifosfonatos). Es fundamental que informe a su ortodoncista sobre cualquier cambio en el estado de su salud general.

Uso de productos de tabaco

Se ha demostrado que fumar o masticar tabaco aumenta el riesgo de enfermedades en las encías e interfiere en el período de recuperación luego de una cirugía oral. Los consumidores de tabaco son más propensos a padecer cáncer oral, recesión gingival y demora en el movimiento del diente durante el tratamiento de ortodoncia. Si consume tabaco, considere detenidamente la posibilidad de que el resultado ortodóntico podría verse afectado.

Dispositivos de anclaje temporal

Su tratamiento puede incluir el uso de dispositivos de anclaje temporal (es decir, implantes de metal o placas unidas al hueso). Hay riesgos específicos relacionados con el uso de estos.

Es posible que los implantes puedan aflojarse y requieran de la extracción y posible recolocación, o el reemplazo con un implante dental más grande. El paciente podría tragarse accidentalmente el implante o material relacionado. Si el dispositivo no se puede estabilizar en un período de tiempo determinado, podría necesitar un plan de tratamiento alternativo.

Es posible que el tejido alrededor del dispositivo se inflame o infecte, o que tejido blando crezca sobre el dispositivo, que también podría requerir de la extracción, remoción quirúrgica del tejido o uso de antibióticos o enjuagues antimicrobianos.

El implante podría romperse (ya sea en la inserción o en la extracción). Si esto ocurriese, la pieza rota podría quedarse en su boca o la podrían extraer con una cirugía. Puede que lo deriven a otro especialista dental.

Cuando inserten el dispositivo, es posible que dañen la raíz de un diente, un nervio o que perforen el seno maxilar. Usualmente, estos problemas no tienen importancia; sin embargo, podrían requerir de otros tratamientos médicos u odontológicos.

Cuando estos dispositivos se inserten o extraigan puede que se use anestesia local, la que también podría ser riesgosa. Avise al doctor que le pondrá el dispositivo si ha tenido dificultades con las anestesias dentales en otras oportunidades.

Si ocurriese cualquiera de las complicaciones mencionadas anteriormente, podría ser derivado a su odontólogo de cabecera o a otro especialista para tratamientos adicionales. Los honorarios por estos servicios no están incluidos en el costo del tratamiento de ortodoncia.

DECLARACIÓN

Por medio del presente documento, declaro que he leído y entendido por completo las consideraciones y riesgos asociados al tratamiento presentados en este formulario. Igualmente, comprendo que pueden surgir otros problemas menos frecuentes que aquellos presentados y que los resultados reales pueden ser distintos a los esperados. También, declaro que he analizado este formulario con los ortodoncistas abajo firmantes y se me ha dado la oportunidad de aclarar todas las dudas. Solicitaron que tomara una decisión acerca de mi tratamiento. Yo, por medio del presente documento, consiento que se efectúe el tratamiento propuesto y autorizo a los ortodoncistas indicados a continuación a que me traten. Asimismo, autorizo a los ortodoncistas a que compartan mi registro médico con mis otros tratantes. Comprendo que los honorarios de mi tratamiento cubren solo el tratamiento brindado por los ortodoncistas y que los tratamientos brindados por otros profesionales de la salud no están incluidos en los honorarios de este tratamiento.

CONSENTIMIENTO PARA SOMETERSE A LA ORTODONCIA

Por medio del presente documento, consiento que se realicen exámenes de diagnóstico, incluidos rayos x, antes, durante y después del tratamiento de ortodoncia. También, le doy mi consentimiento a los doctores mencionados anteriormente y, cuando sea necesario, al personal para que brinden el tratamiento recomendado por el mencionado doctor al paciente en cuestión. Comprendo a cabalidad todos los riesgos asociados al tratamiento.

AUTORIZACIÓN PARA DIFUNDIR LA INFORMACIÓN DEL PACIENTE

Por medio del presente documento, autorizo a los doctores mencionados anteriormente a que compartan con otros tratantes la información que respecta al tratamiento de ortodoncia del individuo ante una necesidad inminente. Comprendo que una vez comunicada, los doctores antes mencionados y el personal no serán responsables de ninguna difusión que haga el individuo que recibió esta información.

CONSENTIMIENTO DEL USO DE REGISTROS

Por medio del presente documento, doy mi permiso para que usen mis registros ortodónticos, incluidas fotografías realizadas en el proceso de examen, tratamiento y retención con fines de consultas profesionales, investigaciones, materiales educativos o publicaciones en revistas profesionales. También doy mi permiso para que esta firma quede “Archivada” de manera que la reclamación al seguro se pueda hacer de forma electrónica, usando mi firma "Archivada" envés de mi firma escrita.

Firma del paciente (Firme con el ratón)

Tengo el poder legal para firmar este documento en nombre de